Mitsunobu Kawamura: ‘Kimetsu no Yaiba no salvó a cine japonés en su totalidad’

El portal japonés BANGER!!! publicó una entrevista con el reconocido productor cinematográfico japonés Kawamura Mitsunobu quien, entre otras cosas, señaló que los éxitos de Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-hen y Evangelion: 3.0+1.0 Thrice Upon a Time no salvaron al cine japonés como tal, sino solamente al cine de animación, dejando sin oportunidad a las producciones live-action y al cine independiente.


«Si eres fanático de las películas japonesas, reconocerás este crédito: “Planificación, producción, productor ejecutivo: Kawamura Mitsunobu”. Kawamura ganó el Premio Shindo Kaneto de Documental por The Newspaper Reporter y i – A Newspaper Reporter’s Document (ambos de 2019). Kawamura ha realizado una serie de películas de alto nivel que seguramente estarán en la carrera de los premios nacionales, como “MOTHER マザー” (2020) y “ヤクザと家族 The Family” (2021)».


«“Pancake wo Dokumi Suru”, que se estrenó en los cines el viernes 30 de julio de 2021, es una “película de variedades políticas” que disecciona a fondo al actual gobierno, que llamó la atención por su cena de panqueques con la prensa nada más tomar posesión. Preguntamos al Sr. Kawamura sobre la importancia de estrenar un documental político, que rara vez se produce en Japón, en un complejo cinematográfico y no en un miniteatro».


«(Omisión) Una época educativa ha cambiado, la sociedad ha cambiado, y una generación nacida y criada en una sociedad neoliberal y competitiva viene al mundo. Es nuestra culpa que no hayamos sido capaces de hacer que los jóvenes se interesen por la política. La responsabilidad es sobre todo de los medios de comunicación, y también de los políticos que se han deteriorado y que reniegan de la palabra. Queremos que la gente pueda ver nuestras películas, así que pensamos que debíamos ampliar la brecha. También pedimos la comprensión de los cines, y les hablamos de que, independientemente del tamaño de la película que hagamos, debe proyectarse en un complejo cinematográfico».


«Los complejos cinematográficos, como se sabe, han estado dominados por el anime. La gente suele decir que “Kimetsu no Yaiba” (*”Kimetsu no Yaiba: Mugen Resssha-hen” [2020]) salvó la industria del cine con el desastre del COVID-19, pero yo creo que esa película de anime eliminó a la gente que se dedicaba a las películas live-action y a las películas más pequeñas. Les dije a los estudiantes: “El hecho es que ‘Kimetsu no Yaiba’ y ‘Evangelion’ sólo fueron rentables para un cierto número de cines y compañías cinematográficas. La gente se sorprende cuando les digo que toda la gente que hace películas pequeñas y live-action ha sido excluida gracias a las películas de anime, lo que a su vez ha puesto en peligro al cine».


Fuente: Somoskudasai

Comentarios

Artículo Anterior Artículo Siguiente