Symphonia y Vesperia son claramente los juegos más exitosos, lo cual tiene sentido. Ambos llegaron en plataformas en las que los RPGs no eran tan frecuentes: Nintendo Gamecube y Xbox 360.