¿Es Kimetsu no Yaiba muy violento para los más pequeños?

La franquicia animada de Kimetsu no Yaiba está en el foco del mundo y de las noticias, quizás para el desagrado de algunos. Gente intentando vender figuras de imitación, gente volviéndose loca por subir una montaña sin saber nada de alpinismo, y el tema de conversación esta vez en Japón es si la franquicia está apta para los niños dado su contenido. Algunos padres en Japón están convencidos de que es demasiado para las mentes más jóvenes, pero no todos están de acuerdo.

 


De acuerdo con el portal japonés The Japan Times: “(Omisión) Los cines han estado llenos de padres e hijos durante el último mes pero, una vez que termina la película y regresan a casa, un número creciente de padres han afirmado que los niños lloran durante la noche o dicen que tienen demasiado miedo como para ir a dormir después de ver la película“, comienza. “Yaiko Watanabe, profesora de psicología en la Universidad de Hosei, dijo a Yahoo! Japan que «a pesar del hecho de que Kimetsu no Yaiba tiene una clasificación PG12, lo que significa que normalmente es seguro para los niños mirarla acompañado de sus padres, la naturaleza violenta de la historia y las imágenes pueden provocar efectos adversos en los niños en edad preescolar“, continuó.

 

Una cosa sobre el anime o cualquier otra forma de entretenimiento que incluya violencia es que los efectos dependen más de las susceptibilidad del espectador que de la propia edad. El debate también discutió sobre si Kimetsu no Yaiba era violento o no.

 

«Mis hijos me rogaban por ir a verla, e incluso yo mismo tenía ganas de ir» expresó Watanabe. «Asumí que muchas familias estarían allí, pero la mayoría de los padres iban acompañados por niños de 10 años o más. También descubrí que la película está diseñada para un público adulto joven. En comparación con las películas convencionales para niños, el audio es muy alto y la película en sí es larga. A los niños pequeños les resultará difícil quedarse quietos durante 117 minutos sin la distracción de las palomitas de maíz y las bebidas. Lo anterior debido a que algunos, si no es que todos, los cines no permiten el ingreso de alimentos a las salas, por lo que es mejor que los padres reconsideren su decisión antes de asistir», expresó“.

 

  

El artículo finaliza, “¿Fue el contenido muy violento? Algunos creen que la película es, de hecho, menos violenta que la serie animada, un punto que con el que el hijo de ocho años de Watanabe está de acuerdo. A pesar de todo, los padres parecen confiar en Tanjirou y su equipo de cazadores de demonios para confiarles el entretener a sus pequeños“.


Fuente: Somoskudasai

Comentarios

Artículo Anterior Artículo Siguiente